¿Qué es la Hipermetropía?

 

La Hipermetropía

 Como ya hemos visto, la función de los distintos medios transparentes del ojo es hacer que la imagen que queremos ver se forme en la retina, del mismo modo que en una cámara de fotos, la misión del objetivo es que la imagen a fotografiar se forme en la película. Si se forma delante o detrás, la foto saldrá borrosa.

 La hipermetropía es un vicio de refracción en el cual, con la acomodación relajada los rayos que proceden de objetos forman un foco detrás de la retina como en la figura 1

fig. 1

 ¿Y que sucede cuando se mira un objeto cercano? Pues los rayos entran divergiendo en el ojo, o sea, que la imagen se formará aún más lejos de la retina, y, por tanto, la visión será aún más borrosa.

 CORRECCIÓN y TRATAMIENTO: El tratamiento consiste en ordenar lentes convexas esféricas, que permitan ver con distinción y trabajar de cerca sin fatiga
El tratamiento y corrección de la hipermetropía es algo relativamente complejo, y dependerá de muchos factores, como son la agudeza visual, la presencia de síntomas astenópicos, el tipo de ocupación, la edad, la presencia de estrabismo, o incluso la aparición de síntomas más vagos, como cefaleas, desgana en el trabajo, cansancio precoz al emprenderlo, picor, etc.

fig.2

 CAUSAS :Generalmente se debe a un acortamiento del diámetro del globo ocular, también a una convexidad de los medios refringentes del ojo, alteraciones en los medios refringentes, con frecuencia es hereditario.

 SÍNTOMAS :A menos que el vicio de refracción sea muy grande o que el paciente tenga una edad avanzada, generalmente hay buena visión de lejos. Gran numero de enfermos con hipermetropía no presentan síntomas alguno; esto sucede mientras es joven y goza de buena salud.
Por tanto, podemos concluir que un ojo hipermétrope puede ver nítidamente de lejos a costa, eso sí, de un esfuerzo acomodativo extra. Si disponemos de mucha acomodación (como en el caso de un niño por ejemplo) y la cantidad de hipermetropía no es muy grande, ese esfuerzo ni siquiera lo notaríamos. Si la cantidad de hipermetropía es grande y la acomodación de que disponemos también es mucha, veríamos bien, pero aparecerían molestias astenópicas, es decir, cansancio ocular, dolores de cabeza, irritaciones oculares, etc. Y si no disponemos ya de mucha acomodación, sencillamente no veríamos bien.
Pero eso no es todo. Ya sabemos que para ver de cerca es preciso poner en marcha la "acomodación", y, por tanto, realizar un esfuerzo. Si, además, somos hipermétropes, el esfuerzo será aún mayor: para enfocar de cerca y para compensar la hipermetropía. Es por ello por lo que las molestias de un hipermétrope aparecen antes de cerca que de lejos.
En resumidas cuentas, un hipermétrope puede llegar a ver bien de lejos y de cerca, ver bien de lejos y con molestias de cerca, ver con molestias de lejos y mal de cerca, o incluso no ver bien ni de lejos ni de cerca. Todo dependerá de la acomodación de que disponga (de su edad al fin y al cabo) y de la cantidad de hipermetropía que tenga.

 EVOLUCIÓN. En general, un ojo sano y normal presenta una ligera hipermetropía, denominada hipermetropía fisiológica, que ni molesta ni precisa corrección.
Como es lógico pensar, en la niñez habitualmente existe hipermetropía (el ojo es pequeño y está creciendo), que se va reduciendo con el paso de tiempo al crecer el ojo, hasta estabilizarse aproximadamente a los siete u ocho años.

 Y por supuesto, como en cualquier caso, un examen visual periódico a cargo de un profesional apropiado se hace absolutamente imprescindible desde una temprana edad.

 

Volver