GAFAS DE SOL
 

 

Los anteojos de sol son un complemento de uso habitual para muchas personas, a menudo el usuario desconoce cuales deben ser las características y cualidades necesarias en un anteojo de sol para que realmente cumplan su objetivo básico: proteger al ojo sin renunciar a una buena calidad visual. 



EL SOL, LA LUZ Y EL OJO



El sol es una bola de gases incandescentes, sometidos a una presión y temperatura extraordinarias, que emiten al espacio todo un conjuntode radiaciones. La radiación solar que llega a nuestros ojos, una vez que ha atravesado la atmósfera, sólo es visible en una pequeña parte.

A esta parte de las radiaciones solares, detectadas e interpretadas por nuestros ojos, las llamamos luz visible.

Las distintas radiaciones visibles que forman la luz, corresponden cada una a un color distinto (rojo, anaranjado, amarillo ,verde, azul, indigo  y violeta) y la suma de todas ellas da lugar al color blanco.

 

Cuando la luz llega a la tierra se produce un fenómeno de absorción de una parte de estas radiaciones , y la reflexión de otras en el cielo y en el paisaje, sobre cada persona, animal , vegetal y objeto que nos rodean , y de esta forma, según la clase de radiaciones que cada uno refleja, percibiremos uno u otro color.

 


RADIACIONES NOCIVAS  VISIBLES E INVISIBLES

 


Felizmente la atmósfera nos protege de modo natural del efecto de las radiaciones solares (rayos invisibles, infrarrojos y ultravioletas) existiendo variaciones personales conocidas (pieles poco pigmentadas por ejemplo). También es cierto que se suelen usar, más que nunca, cremas y lociones antisolares, más o menos eficaces, que combinan factores de protección en diversos grados, para que no se irrite la piel y para estar más confortablemente expuestos al rigor del aire libre y del sol. El agujero de la capa de ozono es un problema real.

¿Sabemos realmente que casi todas las estructuras del órgano de la visión pueden sufrir los efectos nocivos de las radiaciones solares y especialmente los rayos ulltravioletas del espectro, capaces de actuar incluso en los días nublados?

 

Los rayos infrarrojos son responsables de la catarata senil ,la radiación visible puede causar lesiones de retina, deslumbramiento, baja visión nocturna, etc. Los ultravioletas no visibles, producen cataratas de otro tipo y lesiones más graves:

Ultravioletas B longitud de onda 280-315 nm: Absorción en la córnea

Ultravioletas A longitud de onda 315-380 nm: Absorción en córnea y cristalino

 

SOBRE LAS CONDICIONES DE BUENOS ANTEOJOS DE SOL 

 Un buen anteojo de sol, por tanto, debe hacer frente a todas las consideraciones expuestas sobre las radiaciones solares y además no renunciar al mantenimiento de una buena agudeza visual.

 

Las lentes de sol, como filtro protector, no solamente han de absorber los rayos de luz infraroja y ultravioleta sino que su límite de absorción de las radiaciones visibles ( o sea de la "luz" que nos permite "ver") debe alcanzar lo necesario para el mantenimiento de una buena visibilidad.

Unos filtros de protección eficaces , pero que sacrifiquen incluso la luz visible no nociva, reducirán la agudeza visual hasta el extremo de perjudicar y hacer peligrosas las actividades del usuario (conducción, navegación, esquí, montañismo...etc).

Por otra parte, unos filtros de protección excesivamente claros que no absorban suficientemente las radiaciones visibles más energéticas (infrarojos) aunque absorban otras radiaciones nocivas, tampoco son unos filtros de protección adecuados contra el deslumbramiento y la "fotofobia" ("fobia", rechazo, "foto", luz).

Otro aspecto fundamental de las lentes de sol, es el referente al mantenimiento de una percepción lo más fidedigna posible de los colores. La distorsión cromática de las lentes solares de mala calidad implica una mala percepción de los colores, cuestión que afecta particularmente a la conducción.

Finalmente el diseño y fabricación de los lentes debe estar regido por estrictos controles de calidad. Unas gafas de sol, equipadas con lentes cuya función de filtro protector sea buena , pero que sus superficies sean irregulares , provocando distorsiones en el espacio visual, no merecen ningún tipo de confianza. Tampoco la merecen , si estando sus lentes bien diseñadas y fabricadas, el tratamiento o "filtro de protección" que se les aplica, pierde sus propiedades con el tiempo, no cubre la superficie de la lente de forma uniforme o es excesivamente delicado.


 

ANTEOJOS DE SOL , MODA Y MATERIALES

Respecto a los materiales de las monturas destinadas a equiparse con lentes de sol, si bien podríamos referirnos a los mismos de las monturas para lentes graduados, hay una tendencia a recurrir -a modelos"de temporada"- a materiales y tratamientos vistosos pero de poca o nula calidad.

 

Las buenas monturas para lentes solares, concebidas para durar más tiempo y eventualmente, para equiparse con lentes graduadas, se fabrican con materiales y exigencias técnicas superiores.

En cuanto al material de las lentes de sol, el lente orgánico es uno de los más usados en su fabricación.  Las lentes orgánicas presentan unas buenas cualidades absorbentes del ultravioleta , son livianas (sobre todo si son graduadas) y no se rompen, sin embargo se rayan con facilidad.

Las lentes orgánicas se han de limpiar siempre con abundante agua, para que esta arrastre las pequeñas partículas de polvo depositadas sobre su superficie, evitando que actúen de agentes abrasivos en una limpieza en seco. Evitaremos además, dejar las gafas de sol con lentes orgánicos cerca de fuentes de calor (estufas, radiadores...) o dentro del coche cerrado, sobre la guantera y a pleno sol.

También son usadas las lentes minerales , presentan la ventaja de ser más estables (no se deforman con el calor), presentan una mayor uniformidad en el coloreado, son más duras y aunque se pueden romper en caso de impacto, existe la posibilidad de someterlas a un endurecimiento.

Las lentes de sol con lentes minerales, especialmente si no están endurecidas, no son aconsejables para aquellas actividades donde el riesgo de caída (ir en moto, esquiar...) o de impacto ("squash", tenis, etc...) sean probables. En este sentido y también por seguridad,  es conveniente evitar las monturas metálicas, especialmente si presentan piezas o bordes que por su acabado pudiesen actuar como agentes cortantes.  

COLORES  Y TRATAMIENTOS  

 Los colores más usados como "filtros de protección" son el marrón (ideal para la nieve), el gris (no altera demasiado los colores) y el verde (apto para uso habitual). El color amarillo aumenta el contraste sobre todo en condiciones de visibilidad escasa (niebla, atardecer y conducción nocturna).

Pero no hay que olvidar que las lentes de sol de calidad no son únicamente "lentes coloreadas" , el coloreado es un aspecto importante pero no es el único



GARANTIAS EN LA ADQUISICION DE UNAS GAFAS DE SOL

La popularización de las gafas de sol, su diversificación en la oferta y los dictados de una moda que cambia constantemente, han creado un mercado "paralelo" en el que el concepto básico y prioritario de la gafa de sol, que es la protección de los ojos, queda apartado por una fabricación masiva, sin ningún tipo de control sobre las lentes que garantice una adecuada protección visual.

Estas gafas de sol de mala calidad se distribuyen irregularmente en boutique,kioskos o puestos callejeros y establecimientos no especializados. Muchas personas, guíadas erróneamente por la búsqueda de un precio bajo, no son conscientes de los graves trastornos que implica el uso de unas gafas que ademas de no proteger perjudican su visión.

Igual que cada persona, de acuerdo con el tipo de piel que tiene y de acuerdo con la naturaleza y duración de la exposición solar a la que va a someterse, usa una crema con un factor de protección determinado, los "filtros de protección" de las gafas solares (o sobre las lentes graduadas) deben ir en función de las mismas valoraciones. Cada anteojo de sol debe adaptarse a las características y necesidades del futuro usuario para que su visión sea plena, eficaz y rentable.

Es fundamental, por tanto, la adquisición de un anteojo de sol en ópticas legalmente establecidos en donde se tenga en cuenta lo que hemos descripto, bajo la supervisión de un óptico responsable de lo que dispensa y capaz de aconsejar el filtro de protección solar más adecuado.

 

 

 

 

 

Volver